De un cine epistolar
11 febrero, 2018
Cine y Audiovisual
6 mayo, 2018
Ver todos
Ficha técnica
Formato

16×23 cm

ISSN

2172-0363

Páginas

212

Encuadernación

fresada con solapas

Colección

Revista Shangrila

Melancolía

Revista Shangrila nº 31
Mariel Manrique (coord.)

24,00

Cómo preparar un cóctel melancólico.

Hablar de saudade, o de una cosmópolis según David Cronenberg; inyectarse, como una droga dura, escenas de Michelangelo Antonioni y Jim Jarmusch; divisar a un trapero en una playa, y que sea un trapero de Walter Benjamin filmado en la playa de Ostia por Nanni Moretti; perder algo y fotografiarlo al filo de la pérdida y no mostrar, jamás, esa fotografía. Que sea nuestra fotografía del Jardín de Invierno de la que habló Barthes. Levitar entre David Foster Wallace y Apichatpong Weerasethakul y vislumbrar fantasmas. Abismarse en la mano quemada de Ingeborg Bachmann. Recorrer las salas de un museo con Alexander Sokurov. Auscultar la discreta inquietud del cine de Éric Rohmer. Volver a la ciudad de la infancia y no hacer pie. Escuchar cómo conversan Alejandra Pizarnik y Simone Weil. Pisar la Arcadia en flor de Jonás Trueba. No mirar hacia atrás. Mirar hacia atrás. Perder a Eurídice. Caminar el lado de la sombra del cine de François Truffaut; enamorarse de Adèle H, su pájaro a cuerda. Imaginar el rostro de Cecilia de Roma que oculta la santa cincelada por Maderno. Extrañar a mares a Anna Magnani. Saber que su cine no puede volver. Poner a susurrar a Marguerite Duras y Richard Serra, en un square. Extender como un pañuelo el segundo que dura la eternidad. Ser un avión extenuado, cubierto de cenizas, que lleva en su ala el poliedro de Durero. Acurrucarse junto a ese avión, como si fuera un perro enfermo, ese avión pequeño y agotado que esculpió Anselm Kiefer.

 

SUMARIO

A MODO DE INTRODUCCIÓN

Nada morirá
Alfred Tennyson

ANHELAR
Finisterre(s): Saudade(s)
Alberto Ruiz de Samaniego

La ciudad melancólica.
Apuntes sobre Cosmópolis
(Cosmopolis, David Cronenberg, 2012)
José Miguel Burgos Mazas

La droga de la tristeza.
Los caminos de Michelangelo Antonioni
y Jim Jarmusch
Ricardo Baduell

Moretti melancólico.
Walter Benjamin en la playa de Ostia
Aarón Rodríguez Serrano

Perder algo.
Ensayo fotográfico
Ruth Llana

INTENSAMENTE
La melancolía de los fantasmas.
Levitaciones entre David Foster Wallace
y Apichatpong Weerasethakul
Faustino Sánchez

Sólo cosas sombrías.
Duelo y melancolía en la obra de Ingeborg Bachmann
Laia López Manrique

Salas de museo. Recorridos por imágenes y tiempos.
La melancolía en Alexander Sokurov:
El arca rusa y Francofonía
Mariana Freijomil

La melancolía disimulada.
El dolor existencial en Éric Rohmer
Irene de Lucas

Pensaste que podía suceder
Olvido Marvao

LO QUE NUNCA SE TUVO
Deseo de verdad y experiencia mística.
Un ensayo coral a tres voces
con Alejandra Pizarnik y Simone Weil
Erika Mabel Jaramillo

Jonás Trueba y la Arcadia en flor
Jesús García Hermosa

Tres conjugaciones de la melancolía.
Adèle H., o el mármol y el papel
Cecilia de Roma, o el rostro vuelto hacia la noche
Anna Magnani, o el cine irrecuperable
Mariel Manrique

El arte perdido de la conversación
Marguerite Duras & Richard Serra en Le Square
Hernán Marturet

La eternidad dura un segundo
Manuel Merino

A MODO DE EPITAFIO
Como un avión extenuado
Mariel Manrique

 

Formato

16×23 cm

ISSN

2172-0363

Páginas

212

Encuadernación

fresada con solapas

Colección

Revista Shangrila

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Melancolía”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter/Boletín para estar informado de las novedades de Shangrila.